Libro sensorial trae beneficios para los niños


14594

Investigadores de la Universidad de Navarra afirman que el estrés de la madre durante el embarazo, debido a causas socioeconómicas o psicosocial, se asocia con el desarrollo de enfermedades relacionadas con la obesidad en la edad adulta.

"El aumento de la prevalencia de la obesidad no puede atribuirse únicamente a factores genéticos o una mala alimentación, como las dietas de alto contenido de grasa, sino también el estilo de vida y factores ambientales adversos", dijo el investigador principal, Javier Campion, una nota universidad.

El experto sostiene que el ritmo acelerado que caracteriza a la sociedad conduce a un mayor nivel de estrés de la población y este aumento, mientras que las tasas de obesidad, hace que sea necesario analizar la interacción entre los dos factores, según la agencia de noticias EFE español.

El propósito del estudio, publicado en la revista Stress, fue determinar el efecto en ratas de un estrés crónico moderado durante la última semana del desarrollo embrionario en fenotípica, bioquímicas y alteraciones hormonales.

Dos grupos fueron estudiados con y sin tensión, y se analizaron en su descendencia la expresión de genes relacionadas con la obesidad y el metabolismo de gluco-corticoides (esteroides hormonas producidas naturalmente) en el tejido adiposo blanco.

"La conclusión general fue que una situación adversa durante el desarrollo intrauterino puede significar que los animales tienen un mayor aumento de la grasa corporal y alteraciones bioquímicas, hormonales y genéticos, inducida por la ingestión de una dieta alta en grasas y azúcares," Campion subrayó.

"Estas alteraciones provocan la obesidad en la edad adulta y problemas asociados, tales como resistencia a la insulina", dijo el investigador.

Texto: EFE

Embarazo y Niños

"Yo sabia que mi peso era un problema" Mujer pierde 40 kg