Dificultad para quedar embarazada: lo que puede conducir a un problema


Las relaciones con las mascotas pueden ayudar en temas relacionados con la salud emocional y reducir el estrés. Sin embargo, muchas personas no aprueban este tipo de contacto con los niños debido a la posibilidad de transmisión de enfermedades.

Es necesario señalar que hay pros y los contras de esta opción. Aprender lo que son y decidir si adoptar o comprar un cachorro será una medida beneficiosa para ti y tu bebé.

elección correcta

Cuando el niño es muy pequeño, que en el caso de los bebés, es posible que el animal sufre con convivencia. En esta etapa, apenas el bebé va a tener pleno conocimiento de la situación y por lo tanto será capaz de maltratar a menudo el animal no intencionada.

Tirar del pelo o de la cola son pequeñas acciones que pueden hacer que el animal nervioso, y crear una posible fricción entre ellos, por lo que se debe prestar atención. Cuando esto no es posible, la mejor opción en estos casos y esperar que el niño crezca y madure lo suficiente como para aprender a vivir con el animal.

Cuando llegan a una cierta edad, los niños pueden tener una mayor conciencia sobre el cuidado que hay que tener cerca del animal. La convivencia con ellos puede ayudar en su desarrollo y crear responsabilidades.

Además de tener obligaciones temprano, como la comida o tomar el cachorro a caminar, esta rutina ayuda a crear vínculos. Los niños con mascotas en casa por lo general tienen más fácil para socializar.

Preparación del entorno

En el momento del primer contacto entre el animal y el bebé, es importante que todo lo que se había pensado anteriormente. Algunos perros tienden a no aceptar la llegada de un nuevo miembro en la familia y tienden a ser más agresivos. En otros casos, es necesario que los dos se presentan para acostumbrarse a la presencia de la otra.

Si usted necesita para mantenerlos separados por un tiempo, el uso de corrales o propias rejillas de los animales puede ser una buena alternativa.

mascotas y bebés: una combinación segura?

higiene del cuidado

Ja que está en contra de este tipo de ambiente agradable debido a la gran cantidad de bacterias que el animal puede transmitir. Sin embargo, contrariamente a lo que muchos piensan que el contacto con estas bacterias puede ser positivo en algunas situaciones.

El vivir en un espacio que tiene posibles agentes alergénicos ayudan a mejorar la inmunidad, prevenir que el niño tiene problemas en el futuro. Con este convivio el cuerpo termina acostumbrando a la situación y crea resistencia a estas bacterias.

Sin embargo, es importante mantener siempre limpio el lugar y evitar el contacto directo con el niño en el que el animal come ni duerme. La ingestión accidental de la ración puede traer daños a la salud, por lo que el ideal y que cualquier responsable siempre está presente. Crear el hábito de lavarse siempre las manos del niño después del contacto con el animal doméstico, y otros cuidados de higiene, y la mejor manera de prevenir posibles enfermedades.

maternidad

"Yo sabia que mi peso era un problema" Mujer pierde 40 kg